Volver

¿Qué es la homeopatía?

 

El término Homeopatía hace referencia habitualmente tanto al método terapéutico que utiliza medicamentos homeopáticos como, en general, a los propios medicamentos homeopáticos.

 

Una aproximación sencilla a la Homeopatía es la definición que propone la RAE y que la califica como un “sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir”.

 

Otras definiciones explican la Homeopatía como un “método terapéutico que aplica clínicamente el fenómeno de similitud y utiliza las sustancias medicamentosas en dosis débiles o en altas diluciones”.

Como señala el Libro Blanco de la Homeopatía, el término tradicionalmente ha contemplado un gran número de definiciones basadas en tres principios básicos expuestos por Hahnemann en 1796:

 

  • Similitud: las enfermedades pueden curarse por sustancias que producen, en las personas sanas, efectos semejantes a los síntomas manifestados por el paciente. Se ha constatado que a menudo hay un paralelismo entre los efectos tóxicos y los efectos terapéuticos de una sustancia medicinal. Por ejemplo, en el caso de la Belladona. Desde la antigüedad es conocido que esta planta produce, entre otras manifestaciones, una sequedad intensa de las mucosas, congestión, enrojecimiento del rostro y estados febriles con mucha sudoración. Pues bien, los principios activos homeopáticos elaborados a partir de la belladona, se utilizarán por ejemplo, en pacientes con fiebre elevada, sudoración o sequedad en las mucosas.

  • Uso de altas diluciones: Para aprovechar los efectos terapéuticos de las sustancias y al mismo tiempo reducir su toxicidad los principios activos son sometidos a un proceso de diluciones y agitaciones estandarizadas sucesivas. El grado de dilución se ajusta al tipo de enfermedad y al modo de enfermar del paciente.

  • Individualización del tratamiento: Los medicamentos homeopáticos, sobre todo en tratamientos crónicos, se prescriben según un análisis minucioso e individualizado que realiza el médico homeópata al paciente. Una observación en la que el facultativo especializado en Homeopatía estudia al enfermo y sus circunstancias y forma de enfermar y vivir la enfermedad, sin limitarse a la patología o a los síntomas que padece. En definitiva, es el estudio del terreno individual que está en sintonía con los conocimientos genéticos e inmunológicos actuales. La Homeopatía entiende, por tanto, la enfermedad en el contexto vital de una persona y respeta y utiliza la sensibilidad, la forma personal de reaccionar de cada enfermo, considerado bajo el ángulo de su unidad psicosomática particular.

 

Fuente: www.hablandodehomeopatia.com